JORDAN SANCHEZ - PSICOLOGO & MINDFULNESS MASTER

UNA HISTORIA SOBRE EL PERDON


NI TÚ NI YO SOMOS LOS MISMOS

 

Siddhārtha Gautama fue el hombre más despierto de su época, es conocido como El Buda.

Él profundizó su búsqueda espiritual inspirado en el sufrimiento humano y su anhelo por erradicarlo.

Buda y El Perdon

 

Esto le llevo a una transformación personal donde desarrolló la bondad y la compasión.

 

Buda y el camino hacia el perdon

 

Entre sus primos, se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro y empeñado en desacreditarlo e incluso dispuesto a matarlo.

Cierto día que el Buda estaba paseando tranquilamente, Devadatta, a su paso, le arrojó una pesada roca desde la cima de una colina, con la intención de acabar con su vida.

«El perdón es la fragancia que derrama la violeta en el talón que la aplastó» – Mark Twain

 

Sin embargo, la roca sólo cayó al lado del Buda y Devadatta no pudo conseguir su objetivo.

El Buda se dio cuenta de lo sucedido permaneció impasible, sin perder la sonrisa de los labios.

 

Buda del perdon sonriente.jpg

 

Días después, el Buda se cruzó con su primo y lo saludó afectuosamente.

Muy sorprendido, Devadatta preguntó:

-- ¿No estás enfadado, señor?

-- No, claro que no.

 

Sin salir de su asombro, inquirió:

--¿Por qué?

 

Y el Buda dijo:

-- Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando me fue arrojada.

Para el que sabe ver, todo es transitorio: para el que sabe amar, todo es perdonable.

 Corazon del Perdon y El Amor, cuando aprendemos a perdonar nos liberamos

 

Comentario sobre la lectura:

No es extraño encontrar en la mayoría de las tradiciones espirituales del mundo, algo relacionado al perdón, sus beneficios y como nos ayuda a alcanzar la unidad con Dios.

Actualmente no solo las religiones nos invitan a practicarlo sino que la ciencia se ha dado a la tarea de descifrar que ocurre en nosotros cuando tomamos la vía de la ira y el rencor o cuando decidimos liberarnos de esa pesada carga y perdonar.

La química de nuestro cuerpo cambia al sentir emociones y este se ve directamente afectado por ellas, mente-cuerpo son una unidad que trabajan en sintonía.

En un estudio publicado por el Journal of the American College of Cardiology se señaló que alimentar la ira y hostilidad se asociaron con un mayor riesgo de problemas del corazón.

Someter a nuestro cuerpo a estados prolongados de hostilidad y enojo puede llevarnos a sufrir de estrés crónico y desarrollar hipertensión arterial, diabetes y aumentar el riesgos de enfermedades coronarias entre otras.

Perdonar es algo necesario para nuestra salud física, mental y espiritual, pero puede ser un largo y muchas veces complicado proceso donde quizás debamos buscar de apoyo, todo depende de cada persona y del tipo de ofensa o daño recibido.

Durante los próximos días estaremos abordando este tema en diferentes publicaciones:

- El perdón
- Beneficios de perdonar
- ¿Cómo funciona el rencor?
- ¿Qué pasa si soy yo quien necesita ser perdonado?
- ¿Cómo alcanzamos la etapa del perdón?


Si te interesa este tema o quieres compartirlo con alguien que necesita ayuda, suscríbete a nuestra comunidad para que no te pierdas ninguna actividad.

👉SUSCRIBIRME 👈

Gracias por el tiempo que tomaste para leer este post. 

Compartelo!

 


4 comentarios


  • Jenny Vásquez Muñoz.

    Gracias por todo su ayuda.


  • Mitzy

    Son maravilloso los procesos, lecturas, gracias por estar.


  • Migdalia

    Muy buena enseñanza del Buda. Gracias por compartirlo. Y los temas muy interesantes creo que nos ayudarán a todos. Excelente día, Jordan un abrazo desde Puerto Rico


  • Migdalia

    Muy buena enseñanza del Buda. Gracias por compartirlo. Y los temas muy interesantes creo que nos ayudarán a todos. Excelente día, Jordan un abrazo desde Puerto Rico


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados